CUATRO PIZZAS RARAS

Seguimos con los experimentos. Tras las tres versiones de las patatas bravas y las cuatro recetas de espaguetis, vamos con cuatro pizzas curiosas

Menos el calzone, el resto son formatos distintos. Supongo que no se les puede llamar pizza. Son totalmente prescindibles, donde esté una margarita tradicional, hecha con tiempo y precisión, que se quite todo lo demás.

LA MASA DE LA PIZZA

R

Empezamos con la masa. Pocas variaciones con la versión de siempre. Muy parecida a la versión que hice para hacer la mejor pizza casera. En un bol grande, ponemos la harina, la levadura, la sal y el agua, mezclamos bien y volcamos en la encimera.

R

Amasamos doblando sobre ella misma, levantando, girando y golpeando sobre la encimera, repitiendo la operación. Así hasta que coge estructura, deja de pegarse a la encimera y a las manos y, al estirarla, tiene flexibilidad. A mi me costó una media hora.  

R

Una vez amasada, doblamos hacia dentro, dejamos con el pliega en la parte inferior y cubrimos con un paño húmedo. Dejamos fermentar una hora o hasta que duplique su tamaño. 

R

En ese momento, hacemos porciones, de unos 125 gramos, dado que vamos a hacer experimentos, y dejamos fermentar una hora más, cubriendo con el paño húmedo. 

R

Para la primera versión, enharinamos bien la masa, la extendemos, primero con las yemas de los dedos y después con el rodillo. Añadimos el tomate, la mozzarella y la enrollamos. Cuando tenemos un cilindro, cortamos cada tres centímetros y ponemos sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado de manera que quede el cilindro boca arriba. Meteremos en el horno con la siguiente versión. 

R

Repetimos la operación para extender la masa, añadimos los ingredientes, pero esta vez vamos a cortar en tiras, con ayuda de un cortador de pizzas, de un centímetro de ancho cada tira. Después, enrollamos con cuidado, para que no se desmonte y formamos un círculo con el cilindro. Ponemos en la misma bandeja y metemos en el horno, precalentado a tope con calor arriba y abajo y dejamos entre 20 y 30 minutos.

R

Para el calzone, podemos extender la masa con las manos, añadimos tomate, mozzarella y, esta vez, también un huevo, doblamos formando una media luna y cerramos bien los bordes. Ponemos en una bandeja y lo metemos en el horno durante 25 minutos.

R

Finalmente vamos con una versión de la deep pizza. Extendemos la masa con el rodillo, ponemos un buen chorro de aceite en una sartén apta para horno y, encima, la masa, de manera que queden unos bordes bien altos. Añadimos tomate, en más cantidad, también mozzarella, muy abundante, y metemos en el horno y vamos a dejar 20 minutos. 

Bien, esto ya está. Cuatro versiones para romper la monotonía. Me quedo con la última, en plan festival, dado que la dosis de mozzarella es un tanto excesiva. A ver si os animáis a probar. Abrazos.

Entradas relacionadas:
La mejor manera de hacer pizza en casa




Ingredientes

  • 1.000 g de harina
  • 700 g de agua
  • 15 g de aceite de oliva virgen extra
  • 4 g de levadura fresca
  • 15 g de sal
  • Mozzarella
  • Tomate natural triturado en conserva
  • Aceite de oliva virgen extra


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This