Qué tal? A ver que os parecen estas albóndigas. Están bastante buenas y creo que son fáciles de hacer.

Por cierto, es gracioso que mucha gente que me conoce y ha visto el blog me miran extrañados y me preguntan por qué lo hago. Bueno, muchos de vosotros sois bloggers, así que lo entendéis perfectamente. Para el resto, decir que compartir está muy bien. Saber que por el mundo hay gente interesada en lo que haces es muy satisfactorio. También alimenta el ego, por qué no decirlo.

Bueno, este rollo era para comentar algo de lo que tal vez no seáis conscientes. La gente que se dedica a la enseñanza lo sabe, pero vale la pena repetirlo de vez en cuando. Cuando uno enseña se queda con la información. Esto que parece tan obvio es una auténtica maravilla. Imagínate que eres un vendedor de coches y cada vez que vendes un coche en realidad no sale del concesionario y lo puedes vender una y otra vez. Esto es lo que hacen los profesores con el conocimiento, lo comparten, pero se lo quedan.

Bueno, hoy estoy algo pesado. Os dejo en paz. Disfrutad de la receta.

Abrazos.


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This