ALUBIAS DE TOLOSA CON MORCILLA Y PAPADA

Escrito el 16 de Noviembre de 2016 por

¡Hola! Hace unos días estuve en Zarauz, concretamente en la Bodega K5, para la presentación del nuevo libro de Karlos Arguiñano.

711_karlosarguin%cc%83ano_bl

Visita fugaz. Avión de ida y vuelta en el mismo día Barcelona-Bilbao Bilbao-Barcelona. Valió la pena, especialmente por la comida. Fue una sorpresa encontrarse, al llegar, a Roberte Ruíz y su equipo, del Frontón de Tolosa, preparando sus famosos alubias.

711_alubiasdetolosa_bl3

Tocó compartir una mesa de diez con super Karlos. Por ser quien es, podría estar como una cabra. Y no, tiene sus excentricidades, pero me dio la sensación de que sigue estando muy bien amueblado.

Me quedo con uno de los comentarios que hizo. Cito de memoria: ¿Qué es eso de que una pareja joven vaya a comprar el puré de guisantes para su hijo a la farmacia? A comprar comida se va al mercado. ¡Eso qué es! ¡Eso es una mierda!.

711_alubiasdetolosa_bl1

Me apetecía repetir las alubias. Roberto me regaló un saquito, así que he aprovechado para grabarlas de nuevo. Espero que os guste. Abrazos.

Alubias de Tolosa con morcilla y papada

711_alubiasdetolosa_bl2

Ingredientes

  • 250 g de alubias de Tolosa
  • 1 l de agua
  • Morcilla
  • Papada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Instrucciones

  1. En una olla alta ponemos las alubias, no hace falta ponerlas en remojo. Añadimos el agua y un chorrito de aceite. Ponemos el fuego medio y, cuando rompe a hervir, bajamos y lo dejamos tres horas y media.
  2. Si se consume el agua, añadimos un poco y subimos el fuego para que recupere el hervor antes de volver a bajarlo.
  3. Media hora antes de retirar, añadimos la sal y ponemos las morcillas a cocer.
  4. Finalmente, servimos con un trozo de morcilla y, en esta ocasión, he puesto un trozo de papada que he hecho en el horno a 150ºC durante tres horas.

Tiempo de preparación: 15 minuto(s)
Tiempo de cocción: 210 minuto(s)
Número de comensales: 4

Entradas relacionadas:
Las alubias que preparé back in the day

Un comentario

  1. Diego

    17. Nov, 2016

    Un platazo, es impresionante que con tan pocos ingredientes salga una exquisitez con esta.