¡Hola! Hay recetas que, de tan clásicas, uno aporta poco subiéndolas al blog. Si, es cierto que en vídeo es una forma diferente de explicarlas. También es cierto que en youtube es bastante difícil subir un clásico que no haya subido ya un millón de personas. Una de las alternativas es subirla con un toque original, con la idea de aportar algo. Es lo que he hecho.

Hay pocos platos de los que tengamos claro el origen. Últimamente, los cocineros se afanan en “registrar” sus creaciones. Que no patentar, eso, afortunadamente, no se puede. Aunque algunos lo intenten. Me parece interesante saber de dónde han salido los platos. Me preocupa que alguno quiera proteger algo que se ha compartido siempre.

GetImage

Los huevos benedict tienen una historia curioso, aunque, como es natural, ha sido cuestionada. En la revista The New Yorker, concretamente en el número del 19 de diciembre de 1942 se podía leerHace cuarenta y ocho años, Lemuel Benedict entró en el comedor del viejo Waldorf para un desayuno tardío. Tenía resaca y pidió tostadas con mantequilla, tocino crujiente, 2 huevos escalfados y cubiertos de salsa holandesa, y entonces y en aquel momento, creó el plato que, desde entonces, tiene su nombre, huevos Benedict.

Suena bien como remedio contra la resaca. Tengo uno mejor. Tener menos de 25 años o beber poco. La segunda es la que practico. Sin mucho éxito, también es verdad.

Vamos con la receta. Como os digo, incompleta. Sin el muffin y sin el beicon. El método para la salsa holandesa me parece una maravilla. Lo he sacado del lab Serious Eats. La explican de maravilla. Espero que os guste. Abrazos.

Huevos benedict con rosti

617_HUEVOSBENEDICT_BL1

Ingredientes

  • 4 huevo
  • 4 rebanadas de pan
  • Perejil
  • Para la salsa holandesa:
  • 100 g de mantequilla
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de agua
  • 1 pellizco de sal
  • Para el rosti:
  • 4 patatas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Instrucciones

  1. Pelamos, lavamos y rallamos las patatas. Las extendemos en el lateral de un trapo limpio y lo vamos enrollando, cogido por las puntas para que la patata no se salga, presionando para escurrir todo su líquido. Lo hacemos sobre el fregadero para descartar el agua.
  2. Ponemos un chorrito de aceite en una sartén, la mitad de la patata escurrida, un buen pellizco de sal, el resto de la patata y, finalmente, otro chorrito de aceite. Lo ponemos en el fuego y lo dejamos a fuego lento entre 15 y 20 minutos por cada lado.
  3. Mientras, preparamos la salsa holandesa. Fundimos la mantequilla en un cazo hasta que alcance los 100ºC. En el vaso de la batidora ponemos una yema de huevo grande o dos pequeñas, el agua, el limón y un pellizco de sal, introducimos la batidora y vamos añadiendo la mantequilla poco a poco batiendo constantemente hasta tener la mezcla lista. Reservamos.
  4. Para el huevo poché, este tiene que ser bien fresco, sino no sale bien. Lo volcamos sobre un colador fino para descartar la parte más líquida de la clara. Introducimos el colador con el huevo en una olla con agua hirviendo, no a borbotones, y lo volcamos y dejamos que el huevo se haga un par de minutos. Retiramos y escurrimos sobre un papel.
  5. Presentamos el plato con un trozo de rosti, una tostada con mantequilla y, sobre ella, el huevo cubierto por salsa holandesa y un pellizco de perejil picado.

 

Tiempo de preparación: 25 minuto(s)
Tiempo de cocción: 20 minuto(s)
Número de comensales: 4

Entradas relacionadas:
Huevos con chorizo
Shackshuka


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel