¡Hola! Pasé unos días en Aragón en un viaje muy original. Se trataba de ponerse en la piel de las personas con movilidad reducida, así que la mitad del tiempo nos movíamos con silla de ruedas.

No me resultó ajeno del todo, dado que mi abuelo iba en una, como consecuencia de un accidente de tráfico. En todo caso, resulto chocante ver lo alta que resulta una barra de bar o lo complicados que resultan desplazamientos aparentemente sencillos. Ya os contaré más detalles.

El paseo por Zaragoza, lo hice sin silla, hubiera necesitado un par de días enteros con ella. A ver qué os parece la selección.

Nº1 Café de Levante. C/ Almagro, 4

CAFEDELEVANTE_ZGZ

Un histórico fundado en 1895 y regentado por la misma familia. Conserva, en parte, la decoración original, así que la experiencia es como un viaje en el tiempo. Los churros y las torrijas las preparan ellos y me decidí por una torrija. Un punto crujiente por fuera y muy jugosa por dentro. La acompañé de un americano y pagué 2,55€.

Nº2 Churrería La Fama. C/ Prudencio, 25

LAFAMA_ZGZ

Todo un clásico para comer churros, porras y buñuelos. Una buena terraza y un local típico de churrería, con la freidora en la entrada y la barra metálica. Los churros son largos y finos, crujientes, nada aceitosos. El chocolate muy espeso, hay que comerlo a cucharadas. Por tres churros y un chocolate pequeño pagué 2,50€.

Nº3 El Calamar Bravo. C/ Cinco de Marzo, 14

CALAMARBRAVO_ZGZ

La última vez que visité Zaragoza para conocer sus bares de tapas, me recomendaron mucho el Calamar Bravo. Su especialidad, el bocata de calamares. El local estaba “on fire”, mucho follón, gente entrando y saliendo constantemente. Un ejército de camareros uniformados. El bocadillo está hecho con un mollete grande, una buena dosis de calamares enharinados y fritos y abundante mayonesa, cuando das un bocado, se sale por todas partes. El picante es al gusto. Con una caña pagué 5,40 €.

Nº4 Gran Café Zaragoza. C/ Alfonso I, 25

GRANCAFE_ZGZ

Otro clásico. Si no me equivoco, antiguamente era una joyería. Lo que más llama la atención es su decoración a base de madera. Con las típicas mesas de mármol y sillas de madera. Con enormes ventanales que dan a la Calle Alfonso I. Abren a las ocho y, por la noche, sirven copas, así que se puede ir a cualquier hora del día. No tienen una gran oferta para el desayuno. Me pedí una mini trenza de chocolate y con el americano pagué 3,15€.

Nº5 Café El Real. C/ Alfonso I, 40

CAFEREAL_ZGZ

Se trata de una antigua mercería del S. XIX reconvertida en café restaurante. Lo más destacable son las impresionantes vistas a la Basílica del Pilar. La terraza es enorme. En el interior, una barra recorre la pared y las mesas están situadas junto a unos grandes ventanales que permiten disfrutar de las vistas mientras se toma algo. Me pedí un cruasán a la plancha, que acompañan con mantequilla y mermelada. Con el americano, que sirven con el agua a parte, pagué 3,70€.

Cervecería Espumosos. Paseo Sagasta,5

ESPUMOSOS_ZGZ

Si no me equivoco, tienen seis locales más, uno de ellos junto al Calamar Bravo. Pensé que el más antiguo sería el original, de 1920, pero al parecer el original ya no existe. Su ensaladilla está rica, la patata está cortada en cubos pequeños y tienen mordida. Por lo visto, en Zaragoza son muy de mayonesa, porque era abundante. Con la caña pagué

Aprovechando el viaje, me pasé también por Teruel. La semana que viene os lo cuento. Abrazos.

Entradas relacionadas: Puedes consultar todos los rankings haciendo click aquí.


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This