1 Cuchara2 Cucharas3 Cucharas4 Cucharas5 Cucharas
Loading ... Loading ...

«Dadle café, mucho café»

Escrito el 29 de julio de 2013 por

¡Hola! Confieso que me entretienen los encendidos debates que se montan con una entrada polémica. También me entristece enormemente que, ante una crítica al miserable de Franco, todavía haya quien le defienda. A estas alturas…

DADLECAFESupongo que ya habíais oído hablar del «Dadle café, mucho café». Para los que no, aquí el fragmento de wikipedia:

Ian Gibson acusó en su biografía de Lorca a Queipo de haber ordenado el fusilamiento del poeta y dramaturgo español Federico García Lorca. Queipo, en conversación telefónica, habría dicho la frase clave «dadle café, mucho café». De esta conversación, sin embargo, no existe constancia documental, conservándose únicamente el testimonio del telefonista de la capitanía de Sevilla, relatado posteriormente a sus parientes. La frase clave escondería el acrónimo «Camaradas Arriba Falange Española», grito usado tras los fusilamientos llevados a cabo por los milicianos de la Falange Española.

El molinillo Zassenhaus. El café La Joyería #212, 100% Colombia. La cafetera de Casa Pereira.

Espero que os guste. Abrazos.

Entradas relacionadas:
Salmón con salsa ravigote

, , , , ,

19

comentarios

  1. Paco Polo

    29. jul, 2013

    Parece mentira que cueste tanto tomar un buen café en España. Todos los establecimientos suelen tener una maquinaria buena y cara para hacer café, pero se nota la falta de formación en muchos casos del personal que las maneja. Otro fallo garrafal es utilizar un café de baja calidad y precio, normalmente un robusta con tueste torrefacto. Lo malo viene al pedir más de un café, el cacillo se llena con la menor cantidad posible, y se deja más tiempo del necesario para llenar las tazas, y así sólo se consigue sacar los peores sabores y aromas del café, ya que se queman los aceites y tiene ese gusto a requemado. En una cafetería la calidad del café es el hecho diferencial, y el motivo del regreso del cliente. Ultimamente lo suelo tomar en casa, recién tostado en el tostadero, recién molido en casa y con mi máquina MiniMoka de hace más de 30 años. Y la inspiración acude atraída por el aroma.

    • Narbe

      29. jul, 2013

      Totalmente de acuerdo. Yo es que fuera de casa ya ni me molesto en tomar uno! Me tomo un chocolate a la taza, un zumo natural, un refresco… pero café no gracias. Por lo menos mientras no encuentre el sitio adecuado!

  2. siscomontes

    29. jul, 2013

    Muy novelesco lo de hoy. La maquina de escribir, el molinillo, la cafetera, tus reflexiones, todo con una estética increíble. Y mira por donde lo que mas me ha gustado a sido la cucharilla del azucarero.

  3. Alfonso

    29. jul, 2013

    Muchacho, acabas de reventar el hipsterómetro.
    Y lo digo con admiración.

    Últimamente estás que te sales.
    Un saludo.

  4. BBM

    29. jul, 2013

    Cuesta creer que en pleno siglo XXI sigan quedando franquistas, (neo)nazis, stalinistas, y demás gentuza.

    Por cierto, siempre he sentido curiosidad por saber cuáles son tus ideas políticas, aunque creo que ya me hago una idea.

  5. Jose

    29. jul, 2013

    Hola!
    Muy interesante, personalmente no conocia la cita del “Dadle café, mucho café”.

    A mi, me gusta mucho el café pero siempre pensé que al prepararlo era preferible el uso de cafeteras a presión (como la de los bares). ¿Es posible que el sabor y el aroma mejoren con cafetera que muestras en el video?

    Gracias por el aporte y por los comentarios tan interesantes.

    Saludos

  6. Diego

    29. jul, 2013

    muy interesante y muy bohemio el video, sigue asi un saludo desde Galicia ;)

  7. José Antonio Trujillo

    29. jul, 2013

    “Dejar que terceras personas organicen nuestras vidas a su antojo es un error, por eso es importante interesarse por la política, y luego si hay discrepancias, bienvenidas”, esta frase es de una actualidad impresionante aquí en el Perú.

    Tienes razón, son los políticos el problema, no la política. Lo paradógico es que somos nosotros mismos los que los hemos elegido.

    • Gonzalo

      29. jul, 2013

      Ojalá todas las entradas fuesen como ésta. Clara, diplomática y con cierto toque de ironía. Sigo pensando que es mejor no mezclar temas y utilizar blogs separados para ellos, pero como los colores, para gustos, opiniones, y siempre desde el respeto mútuo.

      Confieso que no tengo ningún comentario respecto al café. Ni soy cafetero ni vivo en un país que tenga una gran tradición cafetera. Sin embargo, os puedo contar que en mucho sitios donde vivo sirven lo que llaman el “café cuatro colores”. Os paso la receta (creo que es una mezcla entre capuccino, café irlandés y café vienés). Café para muchas opiniones.

      http://www.recetas-cocina.com.es/cocina/receta-cafe-4-colores/

      Un abrazo.

  8. AOSIO

    29. jul, 2013

    Saludos desde Venezuela

    Hermano esa escena es altamente inspiradora…ese tratamiento tan artesanal y rudimentario que utilizaste es sencillamente espectacular..

    Nombraste el cafe de nuestros Hermanos Colombianos (muy exquisito) pero te invitos a que repitas la experiencia con granos Venezolanos y Brasileros….te daras cuenta que en aroma y sabores son inigualables en el mundo….

  9. Cristina

    29. jul, 2013

    Qué curiosa la cafetera! Nunca había visto ninguna parecida. La cucharilla del azúcar me ha encantado también.

    Un saludo

    La seguidora fiel

  10. Janpeo

    29. jul, 2013

    Txaber creo que en poco mas de 2 minutos y medio cargas el sentido común de aquello que hoy día falta en demasía, claridad de ideas. Y enfocando en el café, ¿hay algo malo en las cafeteras “espresso”?. Se que muchos toman el café así, filtrado natural, pero no atisbo a ver sus ventajas e inconvenientes sobre el “espresso”.

  11. Tunetzino

    29. jul, 2013

    Esa anecdota del acronimo, si se le puede llamar anecdota, tambien la recoge Eslava Galan en Una historia de España que no va a gustar a nadie o en Historia de España contada para escepticos, no recuerdo bien.
    Me encanta el nuevo look de la web!

    Saludos;)

  12. Paco

    30. jul, 2013

    Querido Cocinero Fiel el otro dia escribí que no volveria a meterme en este blog pero la verdad es que lo he hecho.Creo que mi postura viene dada por frase poco feliz pero bueno el señor don Paquito tampoco es santo de mi devoción y como has hablado de Sevilla y yo soy orgullo habitante de esta ciudad te diré que la represión aqui(y salvaje) se llevo a cabo sobre todo por un tipo llamado Ruiz Criado apodado el Carnicerito de sevilla me imagino que entenderás por qué.Ah y he vuelto por una razón practica:tu me enseñaste lo que es una aceituna negra aragón!!!

  13. Paco

    30. jul, 2013

    Perdon ,escribí Ruiz Criado y es Diaz Criado,un lapsus.

  14. Chufis

    31. jul, 2013

    Cocinero ¿sabes tu si hay reglas que indiquen la cantidad de azucar con el que se endulce el cafe? ¿si depende del tipo de café? o va a gustos?
    Saludos

    • El Cocinero Fiel

      02. ago, 2013

      Es ‘al gusto’. Los muy cafeteros no suelen usar o utilizan azúcar moreno.

  15. Jose Rueda

    04. ago, 2013

    Saludos desde Colombia. Para probar el mejor café que se produce en nuestro país tienes que salir a buscarlo por fuera. En Colombia es muy difícil encontrar un buen café y si lo haces seguramente será a un precio muy alto. Incluso yo que vivo en una ciudad a 20 minutos de una de las mejores zonas cafeteras del país (la Mesa de los Santos en Santander) rara vez me he tomado un buen café en la región. Para la muestra está el horroroso café que sirven en mi sitio de trabajo. Este fenómeno ocurre debido a algo lógico en parte: el café de mayor calidad lo pagan mejor en el extranjero. Pero también creo que ocurre debido a que en Colombia no conocemos las técnicas para preparar un buen café. Es común que se hierva y se recaliente el café produciendo esos horribles sabores producto de este mal procedimiento. Además la tecnología para prepararlo (buenas cafeteras o máquinas de espresso) en Colombia es escasa y muy costosa. También sucede que el café instantáneo (liofilizado) le ha ganado mucho terreno al café molido tradicional y la calidad del primero es inferior.

    En fin, solo eran unas ideas que me vinieron a la mente después de ver que en tu receta utilizas café de Antioquia, una región cafetera por excelencia. Es bueno saber que, incluso teniendo en cuenta la mala situación que están pasando los caficultores en Colombia y que el negocio podría desaparecer en unos años, el café colombiano sigue siendo reconocido en el exterior (algo que he podido constatar el tiempo que he vivido en Europa) y lo cual hace que sienta que de alguna forma mi país le aporta algo a la gastronomía mundial.

    Me encanta el blog y el nuevo diseño está genial.

    • El Cocinero Fiel

      11. ago, 2013

      Muchas gracias, un comentario muy interesante. Saludos