¡Hola! Hace ya algunos años que mis órganos dejaron de crecer, para empezar a envejecer. Me gusta pensar que hay uno que se salva. El cerebro. Por eso procuro tenerlo en forma. Lo entreno a la menor oportunidad. Por ejemplo, por la noche, a Nora, desde que era pequeña, le cuento un cuento cuando se acuesta. Tienen una temática similar, pero son siempre diferentes.

A veces doy con un filón que le gusta y eso no acaba de ser bueno, porque para dormirte hay que relajarse, no estar pendiente de lo que pasará. En todo caso, me parece una buena manera de estimular mi cerebro. Igual estoy haciendo el ridículo, pero me gusta pensar que es un buen entreno cerebral.

Sudokus, apalabrados y juegos similares también deben resultar útiles. A mi me parecen una absoluta pérdida de tiempo. No porque no cumplan su función, sino porque me aburren. Si uno se lo pasa bien con ellos, me parece genial.

Creo que es buena idea tener el cerebro en forma. Al final, ni siquiera eso podremos mantener, pero hasta entonces, hay que darle a las neuronas.

Esta receta no es que requiera muchas, pero es laboriosa. Como me gusta decir a mi, entretenida. No sé si compensa. Eso si, está muy rica.

Creo que hay quien le pone carne. A ver qué os parece mi versión. Espero que os guste. Abrazos.

Mejillones tigre

453MEJILLONESTIGRE_BIngredientes

  • 1 kg de mejillones
  • 2 cebollas
  • 2 pimientos italianos
  • 4 tomates maduros
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cayenas
  • ½ l de leche
  • 50 g de mantequilla
  • 75 g de harina
  • Pan rallado, harina y huevo para empanar
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra.

Instrucciones

  1. Trituramos las cebollas, los pimientos, los tomates, los ajos y las cayenas y lo ponemos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Lo dejamos sofreír media hora.
  2. Mientras, limpiamos bien los mejillones quitándoles las barbas y los cocemos en una cazuela con dos dedos de agua. La cubrimos. Lo retiramos en cuanto se abran y los dejamos enfriar.
  3. Para la bechamel ponemos la mantequilla en un cazo, cuando se derrite, añadimos la harina y la tostamos un par de minutos. Añadimos la leche en tres tandas, removiendo primero con una cuchara de pala y después con varillas. Lo dejamos a fuego lento durante 20 minutos removiendo constantemente para que no se pegue.
  4. Trituramos los mejillones con algo de caldo de su cocción y lo incorporamos al sofrito de verduras, añadimos la bechamel y lo mezclamos bien. Lo retiramos, dejamos que se enfríe y, cuando está a temperatura ambiente, lo cubrimos con film transparente y lo dejamos en la nevera un mínimo de una hora.
  5. Pasado ese tiempo, rellenamos los mejillones con la mezcla. Lo pasamos por harina, luego por huevo y, finalmente, por pan rallado. Lo doramos en una sartén o cazuela con abundante aceite de oliva. Lo retiramos y escurrimos el aceite con papel de cocina y ya lo podemos servir.

 

Tiempo de preparación: 40 minuto(s)
Tiempo de cocción: 30 minuto(s)
Número de comensales: 4

Entradas relacionadas:
Mejillones a la marinera
Espagueti con gamas y mejillones


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This