¡Hola! Una de las cosas que más me llamó la atención del viaje a Berlín que hice hace unas semanas, es que se puede comer, beber y fumar casi en cualquier sitio. ¿Por qué aquí no?

Lo del tabaco, para mi, es tema aparte. Me parece un gran avance. Ahora disfruto tanto en las cafeterías, que me quedaría allí siempre :-) El beber y el comer es otro tema.

Entiendo que aquí hace buen tiempo. Si se pudiera beber y comer en todas partes, la calle se llenaría de gente y los vecinos se molestarían.

¿No es eso una pérdida del espacio público? Me revienta que, una vez en la calle, no podamos hacer otra cosa que consumir. La única excepción son los parques (genial idea lo de las mesas de ping-pong) y alguna que otra calle en las que uno puede sentarse en un banco. El resto son todos espacios para el consumo.

¿Cómo recuperamos la calle? En los pueblos es algo más fácil, porque no están tomados por los coches. En las grandes ciudades, lo veo difícil. El suelo es demasiado caro para destinarlo a algo que no genere ingresos. Tal vez podría haber una subvención para aislar los pisos bajos y así podríamos tomar algo en un parque, sin necesidad de entrar en un bar. Es una idea.

La receta sigue las premisas de siempre. Buscar la versión más sencilla. Que conserve lo esencial. El objetivo es que os animéis a probar y sigamos cocinando.

Espero que os guste. Abrazos.

Pastel de queso con fresas

428PASTELQUESO_BLIngredientes

  • 250 g de galletas digest
  • 1 pellizco de sal
  • 90 g de mantequilla
  • 250 g de queso fresco (mató)
  • 250 g de queso fresco (Burgos)
  • 125 g de azúcar glas
  • 1 zumo de un limón
  • 200 ml de nata (crema de leche)
  • 3 huevos
  • 125 g de yogur griego
  • 300 g de fresas
  • 3 cucharadas de azúcar

Instrucciones

  1. Ponemos las galletas sobre un trapo limpio. Las rompemos con las manos y, después, las cubrimos con el trapo y las trituramos con ayuda de un rodillo.
  2. Lo volcamos en un bol y añadimos un pellizco de sal y la mantequilla derretida. Lo mezclamos con las manos y lo volcamos sobre un molde desmontable en el que hemos puesto papel de horno en la base para que no se pegue.
  3. Lo distribuimos bien, subiendo los bordes algo más de un centímetro y presionándolo bien. Lo metemos en la nevera unos 20 minutos.
  4. Mientras, mezclamos los quesos y añadimos el azúcar glas y el zumo de limón. Lo batimos y añadimos el yogur, la nata líquida y los huevos. Seguimos batiendo hasta tener una mezcla homogénea.
  5. Lo volcamos sobre el molde y lo metemos en el horno, que está precalentado a 160º y lo dejamos 45 minutos.
  6. Mientras, limpiamos y troceamos las fresas. Las ponemos en un cazo, añadimos el azúcar y lo ponemos al fuego y dejamos que se vayan deshaciendo a fuego lento removiendo de vez en cuando.
  7. Sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar. Antes de cubrirlo con la fresa, también debe estar a temperatura ambiente. A comer.

 

Tiempo de preparación: 20 minuto(s)
Tiempo de cocción: 45 minuto(s)
Número de comensales: 6

Entradas relacionadas:
Tarta de queso


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...
Contacto lateral
close slider

    Contacta con El Cocinero Fiel

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Share This