¡Hola! Una de las frases que se escucharon en #gastrotechdays es esa que dice: «From the wisdom of the crowds to the wisdom of the few«. Es decir, de la sabiduría de las masas, a la sabiduría de unos pocos. Es una respuesta a la tendencia, en algunos círculos, a confiar ciegamente en la sabiduría generada por los usuarios. Sus ejemplos representativos son Wikipedia o Yahoo Answers.

Me considero un entusiasma del conocimiento generado así. Siempre he dicho que muchos de los comentarios de este blog, generan conocimiento a base de agregarse unos a otros. Además, hacen prescindible al intermediario, ya que cualquiera puede participar.

Por ejemplo, una de las fuentes de información que consulto a diario es Meneame, una web en la que las noticias son subidas por los usuarios y ordenadas según la relevancia que estos les dan. En la mayoría de casos, me entero de cosas que difícilmente me hubieran llegado por otro canal.

Dicho esto, considero que los expertos siguen teniendo mucho que decir. No hay más que darse una vuelta por Yahoo Answers. Pero los expertos no pueden ser como antes. Ahora hay más, están mucho más especializados y, sobre todo, no necesitan de intermediarios para llegar a una audiencia.

Los ansones, capeles, maribonas, garciasantos y demás críticos que podríamos considerar tradicionales, han perdido poder como prescriptores. Y, aún así, sus conocimientos siguen teniendo valor. Desde mi punto de vista, el blog de Capel es de lo mejorcito que hay en crítica gastronómica en la red.

Ahí queda eso.

La receta:
Me encantan las conservas. Cuando pienso en que existen por un tema de conservación de alimentos y no por lo ricas que están, me doy con un canto en los dientes. Los pimientos, los salazones, el bacalao, las aceitunas, las guindillas… se me hace la boca agua. Hay muchos tipos y, en la mayoría de ocasiones, no cocino con ellas, es abrir la lata y ponerse ciego. En esta ocasión, he hecho una excepción y la verdad es que estoy contento. Ya me diréis.

Espero que os guste. Abrazos.

Ingredientes:
200 g de bonito del norte en aceite de oliva,
4 patatas, 2 pimientos verdes, 1 cebolla,
4 tomates maduros, 4 dientes de ajo,
1 hoja de laurel, 1 pellizco de hebras de azafrán,
pimienta negra molida,
sal y aceite de oliva virgen extra.

Entradas relacionadas:
Patatas bravas
Patatas a la importancia
Bonito encebollado
Bonito marinado


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This