¡Hola! ¿Qué tal la semana? Por aquí bien. Ayer por la noche estuvimos en el TGNdtapes. La semana de las tapas en Tarragona. Se nota bastante que no tenemos cultura de tapeo, pero es un experiencia divertida que te da la oportunidad de conocer muchos locales en poco tiempo. Lo pasamos bien.

Vamos ya con la receta, un clásico del fast food, hamburguesa con patatas, pero convertido en slow food, very slow food. No sé si conocéis el «movimiento» Slowfood. Si no, os recomiendo que le echéis un vistazo a su web, donde se puede leer:

Se fundó en 1989 para contrarrestar la fast food y la fast life, impedir la desaparición de las tradiciones gastronómicas locales y combatir la falta de interés general por la nutrición, por los orígenes, los sabores y las consecuencias de nuestras elecciones alimentarias.

En general, estoy de acuerdo con su manifiesto, sobre todo en el tema gastronómico. No sé muy bien que entienden por Fast Life pero, desde mi punto de vista, la vida hay que vivirla con intensidad. Sin prisas, pero aprovechando el tiempo, que tenemos poco. ¿Recordáis el chiste de Woody Allen en Annie Hall?:

«Hay un viejo chiste, Dos mujeres de edad en un hotel de alta montaña comenta una a la otra, «¡Vaya, aquí la comida es realmente terrible!», y contesta la otra: «¡Y además las raciones son tan pequeñas!»

Ahora si, a por la receta. El foco está en las patatas y la cebolla. Hervir las patatas hasta que empiezan a romperse los bordes y freírlas, una vez han pasado media hora en la nevera, os aseguro que es como comer otra cosa. Por otro lado, ya he hecho alguna que otra receta con cebolla caramelizada pero, hace unos días, probé con Pedro Ximénez y queda bastante bien.

Como bien sabéis, la carne siempre es mejor que la piquen cuando estás delante. Así tienes la certeza de que es fresca y de la misma pieza. Además, se le puede pedir al carnicero que la pase dos o tres veces, para que quede bien picada y la mordida sea suave, que es lo que interesa. También, como digo en el vídeo, es mejor no presionar la carne cuando se le da forma a la hamburguesa. Sobre el punto, es una cuestión de gustos, aunque sabemos que el cerdo siempre se debe cocinar bien y, en cambio, la ternera queda bien al punto.

Para acabar, un breve comentario sobre el pan. El clásico, ese que encontramos en el lineal de cualquier supermercado, está muy rico. Pero entra en la categoría de «bollería industrial» y todo lo que, según mi criterio, entra en esa categoría, procuro evitarlo. Así que, buscando en varias panaderías, encontré este pan de sésamo que, aunque es más duro de lo que me gustaría, está rico.

Espero que os guste. Abrazos.

Ingredientes para dos:
200 g de carne picada de ternera,
1 tomate, 1 cebolla,
1 copa de Pedro Ximénez,
2 lonchas de queso,
2 patatas, 2 panes de sésamo,
mostaza, aceite de oliva
virgen extra y sal

Recetas relacionadas:
Hamburguesa con jengibre y ajo tierno
Hamburguesa «fast food»
Hamburguesa con mermelada de cebolla


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This