RESTAURANTE CASAMAR DE LLAFRANC – COMER EN SÓNAR 2019 I

Ya estamos en Sónar de Día 2019. Como os comenté, empezamos con la serie de tres vídeos dedicada a las propuestas gastronómicas que se pueden disfrutar este año.

Además de los numerosos foodtrucks, en la zona VIP, cada día un restaurantes con estrella Michelin se encarga del menú.

Es muy interesante ver como la alta cocina se adapta a diferentes situaciones. Los caterings hace tiempo que funcionan y el gran reto ahora mismo es el delivery. Parece que ha venido para quedarse y tarde o temprano la alta cocina tendrá que hacer su propuesta.

Es todo un reto, tiene que aguantar las sacudidas del transporte y el tiempo de desplazamiento, sin perder la calidad. Por ahora, nadie lo ha conseguido.

El menú que hemos probado hoy era de Quim Casellas, del Restaurante Casamar de Llafranc. Incluía un arroz del Empurdà, un mar y montaña tremendo.

Sofríen salchicha y panceta y, cuando ha cogido color, añaden la marca, con una base de cebolla bien sofrita. Dejan unos minutos e incorporan el arroz de Pals. Remueven y añaden un fumet de pescado de roca. Mientras, marcan a la brasa el pulpo de roca del Cap de Creus, pescado artesanalmente con «ansas» por Salvador y Helena Manera. Retiran, trocean y, cuando el arroz está casi listo, lo añaden. Acaban con un un allioli de algas.

El menú completo también incluye un cous cous vegetal, sustituyendo la sémola por coliflor y brócoli triturado con una vinagreta con encurtidos, alcaparra y chalota y rematan con unas palomitas para que tenga algo de textura. De postre, una espuma de yogur con melocotón y tomillo.

También sirven un menú vegano, además del cous cous, incluía un canelón tibio con verduras, hecho con pasta de arroz, relleno de verduras, soja texturizada y cubren con una boloñesa vegetal. De postre, una compota de manzana de Girona con limón y canela.

Además, tenían un par de platos rápidos, bao buns, uno vegetal, con un sofrito a base de champiñón y una salsa guacamole y otro con un guiso de pollo asado con cebolla, zanahoria, tomate y vino añejo, este con un allioli de ajo negro. Decidimos probar un poco de todo y compartir.

Este año Sónar ha llegado algo más tarde, así que más calor del habitual. Los ventiladores que pulverizan agua son un alivio y siempre se puede ir dentro.

Finalmente nos quedamos en las mesas de fuera, ver el ambiente es uno de los grandes alicientes. Siempre me ha dado la sensación que al Sónar se va porque te dejan jugar con los “cool kids”.

A Ana le gustó especialmente el bao bun vegetal, a mi, como os podéis imaginar, el arroz. Grano suelto y sabroso, una dosis como para aguantar todo el festival.

Los postres muy bien solucionados. Todo con detalles interesantes, un plato con sello de identidad, como el arroz, y el resto a la altura. Evidentemente, la gente va por la música, pero comer bien siempre es un aliciente.

Mañana será Oriol Rovira de Els Casals y pasado Joel Castanyé de La Boscana.

Entradas relacionadas:
Koy Shunka en Sónar de Día 2018 Y25
Hoja Santa & Rocambolesc en Sónar de Día Y25




Sónar de Día Avinguda de la Reina Maria Cristina, s/n, 08004 Barcelona


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This