La Guingueta de l’Escribà I Chiringuito en Barcelona

Escrito el 8 de agosto de 2018 por

Seguimos buscando los mejores chiringuitos. Ya sabéis lo que nos gustan especialmente los de pies en la arena. Son todo un mundo en esto de la gastronomía.

Suelen ser licencias municipales y requieren retirar el chiringuito en los meses de frío, así que hay que montarlo, desmontarlo y almacenarlo.

La Guingueta de l’Escribà

Las limitaciones de tamaño son evidentes, las cocinas son minúsculas y están poco equipadas. El acceso también es un problema habitual.

Otro reto importante es el personal. Es un trabajo duro y de temporada, así que no es fácil encontrar buenos profesionales.

En playas aisladas el éxito es abrir, en playas como la del Bogatell, donde hay bastante competencia, hay que ir más allá.

La Guingueta de l’Escribà lo tiene muy bien resuelto. A pesar de tener una cocina pequeña, la carta es larga, con platos clásicos y muchos exóticos, además de una buena oferta de cócteles.

Decidimos probar algunos platos representativos y varios cócteles, dado que la idea es enseñar cuanto más, mejor. Como es evidnete, con un cóctel hay más que suficiente.

Italicus spritz: Italicus bergamotto, cava & aceitunas

Empezamos con un par. Un spritz, ya sabéis, mezcla de agua carbonatada y vino. En este caso, la base es Italicus, una bebida elaborada con un destilado de trigo, aromatizado con esencia de bergamotto, un cítrico de sabor agrio. Lo rematan con unas aceitunas, que le dan un toque salado. Un cóctel seco, muy apropiado.

Frosé con Lillet rose: Vino rosado frozen, Lillet Rose, lavanda & fresas

El otro, un Frosé de inspiración sudafricana. Se prepara con vino rosado congelado al que se le añade algo más de vino, en este caso, un Lillet Rosé francés, un rosado fortificado. El resultado es seco, dado que no se añade azúcar, y muy refrescante. Aunque con estos calores hay que bebérselo rápido, dado que el hielo se funde enseguida.

Guacamole con crema agria, jalapeños y tortillas de maíz

El guacamole lo sirven con crema agria, jalapeños y los clásicos totopos. Curiosamente, lo acabas tú mismo en la mesa. Un resultado suave y aromático.

En seguida nos dimos cuenta que estaba adaptado al gusto local, es decir, no picaba. Afortunadamente puede pedirlo picante o pedir una salsa a parte para darle el punto que más te guste.

Ceviche nikkei de pescado del día con leche de tigre de tamarindo, aguacate y chips de yuca

Seguimos con un ceviche nikkei. El pescado es del día y varía según la disponibilidad. Lo sirven con leche de tigre con tamarindo, aguacate y chips de yuca. Muy refrescante y completo.

Comentamos que, con estos dos platos y un postre, nosotros ya comemos. Así que, si la idea es compartir más de un entrante, mejor con cuatro comensales.

Sangría Nikkei: Sake, Chambord, piña & frambuesa

Lo acompañamos con una sangría nikkei, una base de sake y Chambord, un licor elaborado a base de frambuesas rojas y negras. El toque nikkei se lo da la piña y como véis, también lleva frambuesas y menta, que siempre es refrescante.

Mojito sin alcohol

Decidimos probar también la coctelería sin alcohol. Me parece una evolución necesaria, alguien que se cuide más o una mujer embarazada, no tienen por qué renunciar a disfrutar de la mixología. Ahí está Meritxell Falgueras reivindicándolo.

El mojito de arándanos azules, con azúcar de vainilla y algo de menta, aunque algo más dulce, estaba muy rico.

Ensalada de quinoa tibia con gambas, aguacate, mango y vinagreta de maracuyá

Seguimos con una ensalada de quinoa tibia con gambas, aguacate, mango y vinagreta de maracuyá. Un plato contundente, también para compartir, con un aliño interesante. Todos entrantes refrescantes, muy adecuados para la playa.

Margarita: Tequila, mermelada de albaricoque & lima

La margarita nos gusta, así que probamos la de albaricoque, elaborada con mermelada que, con la lima, le da un resultado agridulce. En lugar del triple seco, lo preparan con un brandy de albaricoque, tiene un rollo de temporada curioso.

Croqueta de gamba

La disfrutamos junto con las croquetas de gambas. Recuerdan a la bomba de la Barceloneta, en lugar de bechamel, es con puré de patata relleno de la gamba picada. Sabrosa, densa y potente.

Limonada

Otro sin alcohol, una limonada con jarabe de arce en lugar de azúcar. Tienen varios cócteles con cayena, el punto picante sutil tiene gracia. Por otro lado, el jarabe tiene le da un toque ahumado interesante.

IPANEMA

Tienen un vino propio, el Ipanema, un Penedès con xarel·lo, macabeu y parellada, un vino que el sumiller de Los Antocianos ha creado en exclusiva para Escribà. De poca graduación, ligero, refrescante, recuerda al cava, muy playero.

Mejillones a la crema y vino blanco y patatas fritas con mayonesa de chimichurri

Lo disfrutamos junto a los mejillones a la crema y vino blanco, que acompañamos con unas patatas fritas, al más puro estilo belga.

Muy curiosa la salsa a base de nata, como para comérsela a cucharadas. Las patatas cortadas finas, con piel, crujientes y muy viciosas.

Pastel de chocolate

Acabamos por todo lo alto. Dos postres y un último cóctel. Escribà es maestro pastelero, le viene de familia, así que los postres están a la altura. En lugar de en carta, los presentan en una bandeja. Eso reduce mucho la incertidumbre, aunque si uno es impulsivo, hay que reprimirse.

Vainilla Espresso Martini, Absolut Vanilla Vodka, Kahlua & espresso

El cóctel, un Martini Espresso, que se elabora con licor de café, en este caso Kahlua, vozka, un Absolut Vainilla, que le da un toque original, y espresso. Cremoso y fuerte.

Helado de mango

El pastel de chocolate, espeso, de sabor intenso, enorme. El helado de mango algo menos original.

Está claro que los chiringuitios son toda una categoría gastronómica. En los últimos años han sufrido una transformación constante. De malas paellas y helados industriales si han ido refinando para ofrecer experiencias más sofisticadas.

Tendremos que volver para probar el Xiringuito Escribà, abierto en el 92 y a escasos metros de La Guingueta.

Italicus spritz: Italicus bergamotto, cava & aceitunas 9 €
Frosé con Lillet rose: Vino rosado frozen, Lillet Rose,
lavanda & fresas (copa 8 €)
Guacamole con crema agria, jalapeños y tortillas de maíz 15 €
Sangría Nikkei: Sake, Chambord, piña & frambuesa (copa 10 €)
Ceviche nikkei de pescado del día con leche de tigre
de tamarindo, aguacate y chips de yuca 18 €
Margarita: Tequila, mermelada de albaricoque & lima 12 €
Ensalada de quinoa tibia con gambas, aguacate, mango
y vinagreta de maracuyá 16 €
Croqueta de gamba (2 unidades) 6 €
IPANEMA
Xarel·lo / Macabeu / Parellada (DO Penedès)
(El vino que el sumiller de Los Antocianos creó
en exclusiva para Escribà) 18 € / 4 €
Mejillones a la crema y vino blanco 14 €
Patatas fritas con mayonesa de chimichurri 6 €
Vainilla Espresso Martini, Absolut Vanilla Vodka,
Kahlua & espresso € 11
Los postres de nuestra bandeja 6,50 €

Entradas relacionadas:
Chiringuito Menos Mal en la Playa de Porcía, Asturias
Los mejores chiringuitos. Lanzarote. Restaurante El Risco

, , , , , , , ,

¡Deja tu mensaje!