¡Hola! Vamos con otra de las recetas que me he traído del viaje a Israel. He comido falafel en muchos otros sitios, claro. Allí me sorprendió especialmente porque no lo esperaba. Hace un buen puñado de años visité una exposición de cocina sefardí y me quedé con la idea absurda de que en Israel se comía aquello. Nada más lejos de la realidad. Aunque es un país fruto de una fusión de decenas de culturas, predomina la cocina árabe. Se podría decir que la cocina israelí es la cocina de otros sitios, con un toque peculiar.

SAVIDA_AKKO

Personalmente, lo que más me gusta es que me sirvan pequeñas raciones de un montón de cosas. Más si son ligeras. No en menú degustación, plato a plato, todo a la vez. O por lo menos todos los fríos a la vez y después los calientes. Es una oportunidad para probar multitud de cosas en una sola comida.

Así nos sirvieron en Savida, un restaurante de Akko. Una ciudad histórica, de costa, ahora mismo parece excesivamente turística. La visitamos en temporada baja y se estaba muy bien. El paseo por su mercado fue interesante. En un puesto minúsculo disfrutamos de uno de los mejores falafel que recuerdo haber probado. Como decía el propietario, “golden balls”.

Difícilmente volveré a Akko, pero esos falafel me acompañarán siempre. Uno de esos recuerdos que te llevas y disfrutas recuperando de vez en cuando. Os dejo con mi versión. Abrazos.

Falafel

573FALAFEL_BL

Ingredientes

  • ½ kg de garbanzos en remojo
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 dientes de ajo
  • 1 guindilla fresca
  • 1 ramillete de perejil
  • 1 ramillete de cilantro
  • 1 cucharadita de cilantro
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de harina
  • Aceite para la fritura
  • Sal

Instrucciones

  1. Los garbanzos han estado en remojo 24 horas. Lo ponemos en el vaso de la batidora y añadimos la cebolla picada y los dientes de ajo. Lo trituramos, sin que llegue a ser un puré.
  2. Añadimos el resto de ingredientes, a excepción de la levadura, y lo volvemos a triturar. Lo ponemos en un bol, cubrimos y lo dejamos en la nevera una hora.
  3. Mezclamos la levadura con un poco de agua y, pasada la hora, lo mezclamos todo bien.
  4. Formamos las bolas presionando bien para que suelten todo el líquido y las freímos en tandas en abundante aceite que debe estar caliente al principio y luego a fuego medio, dado que el falafel tarda bastante en hacerse, unos cinco minutos si está totalmente cubierto por aceite.
  5. Servimos con tahin o yogur o, mejor, en pan de pita.

 

Tiempo de preparación: 10 minuto(s)
Tiempo de cocción: 5 minuto(s)
Número de comensales: 4

Entradas relacionadas:
Hummus
Hummus de berenjena


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This