PIZZERIA GARDEN PIZZA EN SANT CUGAT

Una de las cosas que más me gustan de las películas de Tarantino es que tienen una atmósfera propia. Cuando estás inmerso en la historia, olvidas la realidad y te sumerges en su mundo.

En los restaurantes no se da esa suspensión de la incredulidad, pero muchos sí consiguen tener una atmósfera única. Un ambiente especial. La decoración, la carta, el servicio… Es un conjunto de cosas que hacen que la experiencia sea muy particular.

El Garden Pizza, por ejemplo, está en un antiguo “garden”, ya sabéis, una tienda de plantas, y eso hace que no sea una pizzería cualquiera.

Está al pie de la montaña de Collserola, tocando al Parque Natural, y mantiene la estructura original, así que tiene un aspecto industrial curioso.

Se puede comer fuera, donde hay grandes mesas para compartir, espacios más íntimos e incluso una zona para niños. Dentro, tras pasar frente al horno, mobiliario de madera robusto y cómodo.

En la carta hay entrantes, con omnipresentes como las bravas, el hummus o el guacamole y, más originales, como el carpaccio de calabacín o la focaccia fina.

Después están las pizzas, separadas en tres categorías, clásicas, con tomate y sin tomate.

Empezamos con un par de entrantes. La burrata es uno de los platos para compartir que más nos gusta. Sirven una de 250 gramos, irregular y fresquisima. En la base del plato, rúcula, la burrata y unos tomates cherry, aliñan con un aceite de albahaca, un chorrito de aceite de oliva y unos germinados.

Además, unas lonchas de mortadela. Es uno de los embutidos más ricos que hay, lamentablemente se han hecho versiones terribles. La tradicional, de Bolonia, es tremenda. Los cubos de grasa le dan un aspecto y un sabor únicos. La sirven con un pellizco de sal, ralladura de piel de limón, un chorrito de aceite, pistachos y unas láminas finas de hinojo. La acompañan de una masa de pizza aromatizada con romero fresco.

Personalmente soy lonchafinista. Serviría el mismo peso, pero con lonchas cortadas lo más finas posibles. El aliño funciona bien.

La burrata es refrescante y sabrosa y combina muy bien con el amargo de la rúcula.

Para conseguir una atmósfera única creo que la música es importante. No es fácil, hay que seleccionar un estilo, después los temas, el orden y, no menos importante, el volúmen. En Garden Pizza han acertado, aunque últimamente me conformo con que no pongan el infernal hilo musical de versiones de clásicos del pop.

Esperemos que las fermentaciones largas hayan venido para quedarse. En este caso, hacen una doble fermentación a temperatura controlada. Primero la masa de una pieza y después en porciones individuales.

Para extenderla, utilizan sémola. Nos pedimos un par de pizzas, una parmigiana que meten en el horno con una base de tomate que han aromatizado con orégano, una mozzarella fior di latte de los Sorrentino, productores napolitanos, berenjena, que cortan en cubos y fríen previamente y parmesano rallado.

La otra una que llaman “La creme de la creme”, meten en el horno solo con el tomate y, cuando está lista, retiran y acaban con una stracciatella di bufala, una elaboración parecida a la burrata, con nata y mozzarella deshilachada, unos tomates cherry confitados, romero fresco, un chorrito de aceite de oliva y un poco de pimienta recién molida.

La parmigiana la acaban también con unos tomates confitados, unas lascas de parmesano y unas hojas de albahaca fresca.

Masa crujiente y aromática, bien tostada, pero sin los clásicos puntos quemados, aguanta muy bien la stracciatella, a pesar de que es muy húmeda. La parmigiana, como es lógico, recuerda al plato del mismo nombre, es potente y muy rica. Con estas pizzas, no hacía falta entrantes.

Vale que hay demasiadas pizzerías, hamburgueserías, taquerías, kebabs y demás establecimientos de fast food, pero lo que sobran son malos restaurantes, los buenos siempre son bienvenidos.

De postre, una pizza de nutella que preparan con la mitad de una base de pizza cubierta con una buena dosis de nutella, una crema de
mascarpone y almendras tostadas laminadas.

Como hacía mucho calor, también nos pedimos un helado. La verdad es que con la pizza había más que suficiente. Es una buena dosis de chocolate, así que mejor para compartir.

Y a pesar del festival, salí a correr por la tarde. Si algo tienen estas masas de fermentación larga es que, además de estar muy ricas, facilitan mucho la digestión.

Abren de lunes a miércoles de 20h a 23h y de jueves a domingo de 13h a 16h y de 20h a 23h, fines de semana y vísperas hasta las 23:30h. Si viviéramos cerca de Sant Cugat, seguro que sería un habitual.

Entradas relacionadas:
Parking Pizza en Barcelona
La mejor pizza napolitana de Barcelona




Garden Pizza Sant Cugat Carrer Sant Crist de Llaceres, 12, bajos, 08172 Sant Cugat del Vallès, Barcelona


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This