RESTAURANTE ELS CASALS DE SAGÀS – COMER EN SÓNAR 2019 II

De nuevo en Sónar de Día 2019. Vamos con el segundo vídeo de la serie de tres dedicada a las propuestas gastronómicas que se pueden disfrutar este año.

Como os comentaba ayer, lo que más me interesa es ver cómo se adapta una cocina de estrella Michelin a un entorno que le es ajeno, un Festival de Música Electrónica.

Tras el menú de ayer de Quim Casellas, es el turno de Oriol Rovira, del Restaurante Els Casals de Sagàs. Recordaréis que hace unos meses publiqué una visita a su restaurante.

Es más, en un ya lejano 2013 publiqué un primer ranking de patatas bravas que incluía una visita al Restaurante Sagàs, en el Born, fruto de la colaboración de los Rovira con el Grupo Sagardi.

Como no puede ser de otra manera, el protagonista del menú es el cerdo criado atendiendo prácticas respetuosas y tradicionales por Jordi Rovira.

El menú empezaba con una ensalada de tomates. Concretamente nueve tomates de su huerta, esquena verd, rosa de mura, raïm atòmic o cor de bou, entre otros. Añaden una crema de queso de cabra, olivada, ya sabés, aceituna negra triturada, cebolla encurtida, unas láminas de ajo frito, una hoja de albahaca y lo aliñan con una vinagreta.

El pan de pita lo rellenan con tomate, pepino y cebolla, todo bien picado, salpimientan, añaden un buen chorro de aceite de oliva y zumo de limón.

Por otro lado, fríen los falafel, ya sabéis, estas albóndigas que se elaboran a base de garbanzos y ajo.

Untan primero la pita con una salsa picante también de elaboración propia, a base de pimientos y guindillas. Añaden tahin y las verduras y el falafel.

La panceta la acompañan de una berenjena ping tung, también de su huerto, asada en el horno. La panceta la asan también en el horno de brasas, troceado y en su propia grasa. La sirven con una glasa y una crema de patata.

Dos postres, un cheesecake tradicional, con un crumble de galleta de canela y unas frutas del bosque. El otro, una combinación de piña natural y deshidratada.

Alguno se me ha quejado de los precios. Es un tema complicado. A nadie le gusta que le tomen el pelo. A mi, estar en un festival y que limpien los bordes del plato de papel antes de servirlo, me parece brutal.

Cuando pago un café y una pasta en un tren larga distancia si me indigno. No solo es caro, sino que está entre malo y malísimo.

También es cierto que uno siempre puede salir a comer fuera. Si no lo habéis visto, ahí está el vídeo de mis propuestas de restaurantes cercanos.

En todo caso, nosotros disfrutamos este menú por todo lo alto. Nos pareció de lo más adecuado. Una ensalada de tomate así no es fácil de encontrar y menos servirla en estas cantidades con esta calidad.

La pita, ideal para comer con las manos, tenía un punto picante muy agradable, verduras frescas y tanto la salsa como el tahini estaban muy ricos. No es tan fácil encontrar buen tahini por aquí.

Qué decir del cerdo, crujiente y caramelizado por fuera, tierno por dentro, muy buena la berenjena y el puré es un condimento perfecto.

Los postres curiosos. Uno más potente y el otro más refrescante. Qué mejor manera de coger fuerzas para la noche.

Entradas relacionadas:
RESTAURANTE CASAMAR DE LLAFRANC – COMER EN SÓNAR 2019 I




Festival Sónar de Día Avinguda de la Reina Maria Cristina, s/n, 08004 Barcelona


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This