MY FUCKING RESTAURANT BARCELONA

Cuando hacemos turismo urbano siempre nos preguntamos si habremos visto la ciudad real, aunque sea parcialmente. Procuramos hacer lo que vemos hacer a los locales, pero somos conscientes de que la experiencia no puede ser la misma.

No es que sea necesario, es simplemente interesante. También lo es ser turista en tu propia ciudad. Cuando estás de vacaciones y decides comer fuera, visitar la exposición permanente de un museo y curiosear en una tienda de souvenirs.

Pasear por el Raval de Barcelona en temporada alta puede ser una de esas experiencias. Es un barrio muy castigado, pero se están abriendo restaurantes, que viven de los turistas, pero con una oferta sincera, abierta y con identidad.

My Fucking Restaurant está entre la Rambla y el Paral·lel. Al entrar, una barra larga a la izquierda, con taburetes altos. Subiendo unas escaleras, tres mesas altas y, al fondo, el comedor, con mesas de varios tamaños y un gran ventanal que da a un patio interior abierto, en el que tienen un pequeño jardín con aromáticas. En la planta de abajo, un comedor más pequeño y la cocina abierta.

Una idea de Matteo Bertozzi y Nicola Drago, dos italianos que proponen una cocina mediterránea, priorizando el producto KM-0 y de temporada y, curiosamente, todo sin gluten.

Fuimos un domingo a las siete de la tarde y ya había gente cenando, todos extranjeros, claro. A lo largo de la noche se llenó y remontaron muchas de las mesas, todo un éxito.

Empezamos con una burrata con calçots y un romesco de tomates secos. Un plato que va cambiando con la temporada, ahora que hay calçots, los preparan a la brasa y los reservan. Cuando llega la comanda, ponen una cucharada de romesco, aliñan los calçots con hierbas frescas, un chorrito de aceite y sal, y los disponen sobre el romesco, cubren la burrata con una salsa dulce de avellana, añaden unos puntos de una clorofila de punta de calçots y acaban con la raíz del calçot empanada y frita.

La burrata se prepara mezclando mozzarella hilada y nata y después se rellena una mozzarella con la mezcla, así que queda una capa exterior tersa y un interior líquido. Es un producto que nos gusta mucho. Es refrescante, cremosa y, cuando es buena, muy sabrosa. Con los calçots es una combinación divertida. No soy partidario de poner ingredientes que no se comen en el plato, pero la raíz frita tiene su gracia. Con este tamaño, mejor para compartir.

Además de los platos de carta, suelen tener varias sugerencias del chef. Probamos una corazones de alcachofa rellenos. Las asan al horno, las limpian bien, las pasan por harina de garbanzo y las fríen. Escurren bien el aceite y añaden una cucharada de un fondo de carne, una yema de huevo de codorniz y parmesano de 24 meses de curación. Lo funden con el soplete y añaden algo más de queso sin fundir.

Son dos bocados ligeros y sabrosos. La yema le da jugosidad y el fondo de carne intensidad.

Las croquetas las preparan con pollo asado al horno con Marsala, un vino añejo. Lo deshuesan y preparan una bechamel con harina de arroz.

Un bocado crujiente con absoluto protagonismo para el pollo, dado que llevan muy poca bechamel. Se nota el punto dulce del Marsala.

En la carta dicen que las bravas soñaban ser patata. Están hechas con una cuajada de harina de garbanzos que cortan a mano. Después fríen y las sirven en un bol, en la base un poco de ambas salsas, un allioli y una brava clásica, que vuelven a añadir como puntos de salsa.

Son curiosas, espesas, funcionan bien con las salsas, que son auténticas, el allioli sabe a ajo y la brava pica, como debe ser. Tal vez sería más generoso con la salsa, pero eso siempre se puede pedir.

Turno para la milanesa, un clásico italiano que se suele preparar con el costillar de la vaca. Su versión es con entrecot, así que el corte puede ser mucho más grueso. Ponen una sartén al fuego con mantequilla clarificada, romero, tomillo y un diente de ajo y dejan que la mantequilla coja sabor. Añaden la carne empanada y la tuestan por todos sus lados, rociándola de vez en cuando con la mantequilla.

La sirven con un allioli de ajos asados y con un puré de patatas con cítricos. Cuando la milanesa ha reposado, la cortan y emplatan. El puré lo sirven en una lata y lo cubren con un fondo de carne.

El corte queda tricolor, con los diferentes puntos de cocción. El exterior es crujiente y el interior tierno. El allioli le da fuerza y el puré con los cítricos es ligero y la acidez va muy bien como contraste.

El cabracho fue el plato más sofisticado. Lo preparan al vapor, fileteado y mientras se ponen con la guarnición. En un cazo con un chorrito de aceite ponen ajo tierno picado, añaden los guisantes y los saltean brevemente, añaden una emulsión y rematan con menta picada.

Cuando el pescado está listo, lo secan bien y lo cubren con una holandesa de tomillo. Para emplatar, en la base los guisantes, después el pescado y, finalmente, unas cortezas también de pescado.

Es un bocado de contrastes, guisante terso, corteza crujiente y pescado meloso, protagonismo absoluto para la mantequilla, que lo envuelve todo.

Antes del postre sirven un sorbete de frutos secos, dulce, ácido y refrescante.

Para acabar, un trampantojo, lo que llaman chorizo de chocolate con sal y aceite, una versión del clásico pa, oli i xocolata. Con forma de butifarra negra o morcilla, preparan una mezcla de chocolate, frutos secos y galleta, lo cubren con azúcar glass y lo disponen en rodajas sobre una tabla, por separado, unas tostas, el aceite y la sal.

Recuerda a un turrón, da la sensación de que tenga que ser muy espeso, pero la tosta ayuda a darle textura. Estaba rico.

Abren de jueves a lunes, a partir de las cinco de la tarde. Como muchos turistas cenan pronto, puede remontar las mesas. Un modelo curioso que seguro permite conciliar bien la familia con el trabajo. Es una buena oferta para el barrio.

Entradas relacionadas:
Restaurante Santa Gula en Barcelona
Restaurante el Mercader de l’Eixample en Barcelona




Carrer Nou de la Rambla, 35, 08001 Barcelona


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This