El Restaurante de Messi, Bellavista del Jardín del Norte en Barcelona

Escrito el 27 de julio de 2018 por

En realidad es el restaurante de los hermanos Messi y el Grupo Iglesias, los socios de los Adrià en sus restaurantes de Barcelona.

El proyecto es ambicioso. Mil metros en dos plantas y un jardín enorme.

Es uno de los modelos que podría definir el futuro de la gastronomía. El modelo anglosajón. Gran capacidad, abierto todo el día y con una cocina cuidada.

Restaurante Bellavista del Jardín del Norte en Barcelona

El otro modelo, recordaréis que lo defendía Ferran Adrià en la entrevista que publiqué hace unos días, sería el restaurante pequeño, con pocos trabajadores y pocos clientes.

En Bellavista te puedes pasar horas. El espacio está inspirado en un pueblo, con colmado, quiosco, barbería, iglesia…

Hay dos espacios que me gustan especialmente. Las máquinas recreativas históricas y la dedicada a la música. Pasar un rato despreocupado antes o después de comer es muy recomendable.

Acaban de estrenar carta, así que la idea era probar varios platos, muchos de ellos en versiones reducidas.

Restaurante de Messi

La primera impresión es que, en función de gustos, número de comensales y tiempo que tengas, puedes tener experiencias totalmente diferentes en función de lo que pidas.

En tal caso, juzgar el restaurante en una sola visita es realmente difícil.

Si hablamos de la experiencia en general, a pesar de que hay un espacio con camisetas, botas y demás objetos, creo que la expectativa de muchos comensales es encontrar a Messi con algo más de presencia.

No sería fácil y no se me ocurre una solución. ¿Sería representativa una cocina con más inspiración argentina? ¿Existe una cocina más relacionada con el fútbol? ¿Sería viable una propuesta para comer viendo un partido? Ninguna de las respuestas a estas preguntas me parece obvia. Lo dicho, no es fácil.

Empezamos con tres aperitivos. Una airbaguette de paletilla ibérica Joselito, unas navajas con jugo de setas y miso y unos mejillones en escabeche de pollo.

Airbaguette de paletilla ibérica Joselito

El airbaguette es una versión de uno de los platos de elBulli. Ha sobrevivido al paso del tiempo, lo que es una prueba de su éxito. El original se comía en dos bocados, esta versión, como veis, es para compartir. Un masa de pan suflada, finísima, crujiente y aromática que va muy bien con la paletilla.

Navajas con jugo de setas y miso

Las navajas ponen sobre la mesa Espai Kru, el restaurante de los Iglesias dedicado a los productos del mar, en la mayoría de ocasiones, servido crudo. Las sirven con enoki encurtido y salicornia. Unas navajas delicadas, que el miso con una presencia sutil.

Mejillones en escabeche de pollo

Los mejillones son curiosos, con un escabeche tradicional, con cebolla, ajo, tomillo, romero vinagre de jerez, pimentón y aceite de oliva con jugo de pollo. Excesivamente dulces para mi gusto, pero muy ricos.

Steak tartar de ternera con salsa italiana vitello tonnato

Seguimos con un steak tartar de ternera con salsa italiana vitello tonnato, servido con patatas paja y unas tostas finísimas.

No se me habría ocurrido sustituir la anchoa por un vitello tonnato, ya sabéis, la salsa a base de atún para uno de los platos con ternera más populares de la cocina italiana.

Esta versión además lleva pepino encurtido, alcaparras fritas y berros. Una idea que funciona.

Pizza crujiente con carpaccio de atún con vinagreta de piñones

La pizza crujiente con carpaccio de atún y vinagreta de piñones es uno de los platos que más nos gustó. No lo definiría como una masa, es una base muy fina y crujiente, cubierta por el carpaccio de atún y con un aliño un punto ácido, con el toque elegante que siempre dan los piñones y rematado con brotes y parmesano. Refrescante y suave.

Ensalada de tomate con jugo de aceituna y piparra

Es muy curioso el valor que se les da a las ensaladas, como si fueran un plato de segunda. Supongo que tiene que ver con el hecho de que es fácil hacerlas en casa.

La idea en un restaurante es disfrutar del conjunto, el local, el servicio, la conversación y, claro, la comida y se te gusta la ensalada, no veo la razón para no pedirla, aunque estés de homenaje.

La ensalada de tomate con jugo de aceituna y piparra tiene sabores clásicos, presentados de una manera diferente y con el toque diferente que le da el melocotón. Los sabores dulces me resultan empalagosos en dosis excesivas, pero entiendo perfectamente el plato.

Dim sum de vieira y gamba con salsa chili crab y tallarines de sepia

Seguimos con un dim sum muy peculiar, de vieira y gamba con salsa chili crab y tallarines de sepia. Un buen ejemplo de cocina fusión, cogiendo lo mejor de dos mundos.

El brioche de curry con cordero a la milanesa nos gustó mucho. Es un bocado denso y sabroso. El brioche tiene cuerpo y se sirve marcado en su exterior y se termina con crema de raifort, un rábano picante, y menta. Es un plato exótico que vale la pena.

Pulpo a la brasa con salsa ajada

La caramelización del pulpo cuando, una vez cocido, se pasa por las brasas le da un resultado espectacular. Si no lo habéis probado nunca, os animo un día de estos de verano que os pongáis con la barbacoa.

En Ballavista lo sirven con una salsa a base de ajo, un punto dulce y una parmentier que te transporta sutilmente al pulpo a feira.

Arroz cremoso de confit de pato y crema de foie

Ya véis que estamos probando muchos platos en versiones reducidas. Evidentemente, con un par de platos se come perfectamente, más si uno es un arroz, como este con confit de pato y crema de foie.

Lo sirven seco, con la base tostada y añaden la crema de foie ya en la mesa, lo que le da una textura melosa parecida a la del risotto. Un arroz potente, de profundidad, con un grano suelto y al punto.

Costilla de ternera lacada con papillote de manzana

Acabamos con la costilla de ternera lacada con papillote de manzana. La sirven por separado. Por un lado, el papillote, que te abren en la mesa, una puesta en escena que siempre le da un punto a la experiencia.

Papillote de manzana

La manzana está bien asada y es muy aromática, destaca el aroma de la canela y también lleva estragón y tomillo). La carne, cocinada a baja temperatura 36 horas, super tierna y con un lacado interesante, una técnica que requiere de paciencia, dado que se trata de rociar la pieza con salsa repetidamente.

Coulant de dulce de leche

De postre, compartimos un coulant de dulce de leche con helado. Técnicamente impecable, con un buen contraste de texturas y temperaturas. Ana, que es muy de dulces, lo disfrutó mucho.

Bien, el tiempo situará a este modelo de restauración en su sitio. En grandes ciudades, cada vez tiene más protagonismo. Si recordáis nuestro viaje a Nueva York, visitamos varios y fueron grandes experiencias, especialmente la de Lafayette Grand Café & Bakery. Veremos qué pasa.

Menú
Airbaguette de paletilla ibérica Joselito 24,00 €
Navajas con jugo de setas y miso 12,50 € (4 ud)
Mejillones en escabeche de pollo 6,80 €
Steak tartar de ternera con salsa italiana vitello tonnato 17,50 €
Pizza crujiente con carpaccio de atún con vinagreta de piñones 9,50 €
Ensalada de tomate con jugo de aceituna y piparra 8,50 €
Brioche de curry con cordero a la milanesa 6,50 €
Dim sum de vieira y gamba con salsa chili crab y tallarines de sepia 12,50 €
Pulpo a la brasa con salsa ajada 21,50 €
Arroz cremoso de confit de pato y crema de foie 20,50 € pp
Costilla de ternera lacada con papillote de manzana 16,50 €

Entradas relacionadas:
Restaurante Espai Kru (Barcelona)
Sagardi (Barcelona)
Restaurante Marea Alta (Barcelona)

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¡Deja tu mensaje!