Hoja Santa & Rocambolesc en Sónar de Día Y25

Escrito el 16 de junio de 2018 por

Siempre ha habido un millón de motivos para ir a Sonar. Hasta ahora, la comida no había sido uno de ellos.

Por fin, la madre de todos los festivales, incluye una oferta gastronómica a su altura. Artistas de disciplinas diversas actúan junto a tres grandes de la cocina en Food Experience.

Fina Puigdevall de Les Cols en Olot, Hideki Matsuhisa del Koy Shunka y Albert Adrià con su Hoja Santa, al que he tenido la oportunidad de ver en acción.

Cocina de estrella Michelin para los tres días del festival, con menús creados exclusivamente para disfrutarlos en el Sónar de Día.

El viernes Albert Adrià, que acaba de recibir el Premio Nacional de Gastronomía, ofrecía varias opciones, incluyendo una vegana y con alternativas para alérgicos.

Costillas de cerdo durok de la abuela Flor Tomate, especies, cebolla en vinagre y tortitas de maiz

Me pedí el menú largo y un bocata. Incluye un par de toritllas de maíz pequeñas, del tamaño que me gusta, me hubiera gustado alguna más. Muy sabrosas, perfectas para el cerdo de raza durok, originario de norteamérica, asado al horno de brasas y servido con una salsa de tomate dulce y un punto picante, especiada, rematado con una cebolla picada en juliana fina, marinada en vinagre. Sin faltar el punto de cilantro, que le aporta aroma y frescura.

Tendría que haber empezado por la crema helada de aguacate. Es espesa, fresca, grasienta. Al estar bien fría, refresca. En lugar de vaso, utilizan la piel del aguacate, debe ser un trabajo de chinos vaciarlos.

Flan de maíz

Si no me equivoco, el flan es de elote un maíz mexicano, con caramelo de piloncillo, lo que nosotros conocemos como panela. Cremoso, dulce y con el crujiente del caramelo.

Lo acompañe de una Malquerida, la cerveza creada por los Adrià especial para maridar con cocina latina. El color se lo da la flor de Jamaica y se notas los aromas cítricos de la naranja.

Carnes del cerdo, queso, mayonesa de raifort, aguacate y jalapeños encurtidos

Albert me recomendó que probase uno de los bocadillos. Servían uno vegetal, pero me animé con el “tres cerditos”. Cuadrado, con un pan con miga esponjosa y corteza fina y crujiente, parecido al pan de cristal, tres cortes de cerdo, jugosos, un guacamole suave y el punto de acidez y picante que dan los jalapeños. Siempre comento que me encantan las mezclas de carnes asadas con vegetales crudos, así que muy bien.

Helado láctico

Además de los estrellas Michelin, hay más de 20 foodtrucks con una oferta muy diversa. Entre ellos, el Rocambolesc, la heladería de los hermanos Roca.

Una carta corta pero con propuestas interesantes de entre tres y cinco euros. Me pedí el más espectacular.

Inspirado en el Postre Láctico del Celler de Can Roca, ofrecen el Helado Láctico, un helado de yogur con dulce de leche, confitura de guayaba y algodón de azúcar.

Tiene hasta la máquina para hacer el algodón allí mismo. Evidentemente es cremoso y dulce, con los puntitos de sabor que dan los condimentos. Un buen final para afrontar el festival con energía.

Entradas relacionadas:
Koy Shunka en Sónar de Día 2018 Y25
Entrevista a Ferran Adrià

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un comentario

  1. […] Como comentaba ayer, este año, en Sónar de Día los músicos actúan junto a tres grandes de nuestra gastronomía. Fina Puigdevall de Les Cols, Albert Adrià con Hoja Santa y hoy sábado, Hideki Matsuhisa de Koy Shunka. […]