1 Cuchara2 Cucharas3 Cucharas4 Cucharas5 Cucharas
Loading ... Loading ...

GUISANTES CON TOCINO Y MORCILLA

Escrito el 28 de junio de 2013 por

¡Hola! El miércoles 19 fuimos a Olot para la presentación de las ‘Cenas de Estrellas’ en Tossols-Basil. Se celebran todos los viernes entre el 28 de junio y el 30 de agosto. La responsable de la cena es Fina Puigdevall, de Les Cols y, además de disfrutar de una original cena fría (aquí tenéis algunas fotos), el espacio es muy agradable y las estrellas acompañan.

MASGARGANTANos alojamos en Mas Graganta. Una casa rural con diez habitaciones ideal para ir con críos. El desayuno en la terraza, con vistas a La Garrotxa, algo para recordar. Os dejo también unas fotos.

El plato fuerte del viaje era la comida en Les Cols del jueves.

Siempre que voy a escribir sobre un restaurante, miro antes si Philippe Regol lo ha visitado recientemente. Lo ha hecho y la lectura es interesante, aunque algo fría. Por cierto, Philippe acaba de recibir el Premio al mejor espacio en Internet por la Real Academia de Gastronomía, así que mi enhorabuena.

COMEDORLESCOLSLlegamos a Les Cols a la una pasadas y nos quedamos hasta las siete y media. Toda una experiencia gastronómica. Fina Puigdevall y Manel Puigvert nos recibieron entre los dos comedores. La arquitectura de los diferentes espacios es lo primero que llama la atención.

Tengo pendiente escribir sobre la amabilidad que uno encuentra en el norte de Catalunya. Contrasta tremendamente con el trato que damos en Tarragona, por ejemplo. La antipatía dels botiguers (propietarios de tiendas de todo tipo) de Tarragona es conocida mundialmente. En el sector hostelero tampoco se derrocha simpatía. Entiendo que tiene que ver con la llegada masiva de turistas que, los trates como los trates, siempre vuelven. Lo han hecho hasta ahora.

LESCOLS_POSTMe voy por las ramas. Volvamos a Les Cols. Os comentaba que la arquitectura de los espacios destaca por su originalidad. Me pareció especialmente interesante la funcionalidad de la carpa para la celebración de banquetes. La disposición de cocinas y lavabos es muy inteligente. La división de los espacios con materiales transparentes hace que te sientas al aire libre constantemente.

La nominación a los premios FAD de este año es una prueba más del talento que se ha invertido en su creación. El jurado la describe así: “Una intervención intensa, sutil y útil, donde arquitectura, interiorismo y paisaje se han tenido en cuenta a la vez, aportando una pieza innovadora en la tipología de espacios de este uso, técnicamente atrevida, creando una atmósfera singular y poética.”

Vamos con lo importante. El tiempo acompañó lo suficiente como para empezar y acabar el ágape (del griego ἀγάπη, amor incondicional y reflexivo) en la terraza. El protagonismo del alforfón en los aperitivos es toda una delcaración de intenciones. Producto de proximidad y de temporada combinado con técnicas de cocina con resultados muy interesantes, o por lo desconocidos, lo sutiles o lo sabrosos.

FESOLSANTAPAUSiempre es difícil elegir un plato de todos los disfrutados. Me quedo con varios. El espárrago verde en tempura de carbón, sustituyendo al calçot, dado que ya no es temporada; el guiso de judías de Santa Pau, es casi imposible distinguir su piel, pura mantequilla; los guisantes a la brasa, tocino y butifarra negra, que no he tenido más remedio que versionar; la lechuga a la brasa, hidropónica, recogida un segundo antes de prepararla; y el café servido sobre una manta en el jardín, con coca con chocolate, imposible ir con prisas.

Me ha resultado imposible reducir más la lista. Todos los platos tenían algo. Aquí tenéis el menú completo. Todo acompañado con vinos blancos (Can Credo 2009 -Penedés-, Taleia 2012 -Costers del Segre-, Blanc dels Aspres 2011 -Empordà- y Artigas 2012 -Priorat-), acabando con una ratafía muy especial (Solada 2002) y un gin-tonic que se podría alargar eternamente.

Fina tan risueña. Manel tan atento. Pere Planagumà, jefe de cocina, tan predispuesto (“Hemos quitado la carta, pero esto es un restaurante y yo soy cocinero, si alguien quiere otra cosa, la hacemos“). Todo el personal en ese punto tan difícil de encontrar, entre la agradable cercanía y la distancia necesaria para que el comensal disfrute de su intimidad.

En su página web describen con detalle los dos menús disponibles por 85 € (sin bodega), huerto y gallinero ‘basado en los productos que nos ofrece, evocando la estima a la tierra, la cocina sostenible, el alimento no viajado’ y primavera y naturaleza ‘con productos que acentúan la intimidad del paisaje rural de La Garrotxa y el ciclo inmutable de las estaciones’.

Desde la apertura de los Túneles de Bracons, los del sur ya no tenemos excusa para vistar La Garrotxa. Pero si la necesitásemos, Les Cols me parece perfecta.

Bien, la receta es más una curiosidad que otra cosa. Asociamos con demasiada facilidad los aromas a brasas y humo con la carne, pero hay muchos otros productos que están estupendos. Espero que os guste. Abrazos.

Guisantes con tocino y morcilla

470GUISANTESBRASA_BLIngredientes

  • 400 g de guisantes frescos
  • 75 g de tocino entreverado
  • 75 g de morcilla

Instrucciones

  1. En una olla con abundante agua hirviendo con sal, ponemos los guisantes a cocer durante unos tres minutos aproximadamente.
  2. Mientras, cortamos en cubos pequeños el tocino y la morcilla.
  3. Escurrimos los guisantes con ayuda de un colador de acero inoxidable y añadimos el tocino y la morcilla. Lo ponemos sobre las brasas, sin que llegue a tocarlas, hasta que suene a frito, dado que la morcilla y el tocino empezarán a deshacerse. Se sirve inmediatamente.

 

Tiempo de preparación: 15 minuto(s)
Tiempo de cocción: 10 minuto(s)
Número de comensales: 4

Entradas relacionadas:
Crema de guisantes fría
Crema de guisantes
Ensaladilla rusa

4

comentarios

  1. Alba

    28. jun, 2013

    Me alegro de que hayas disfrutado de esos ricos productos. En Catalunya podemos encontrar hortalizas, verduras, pescados y carnes de una gran calidad pero creo que el problema estriba en que hay tanta demanda y el mercado es tan amplio que quedan algo a trasmano. Suelo cultivar algunas verduras y hortalizas en casa, tengo frutales también, (aunque cada vez menos, por el coste de los productos para las plagas) y hierbas aromáticas que utilizo en mis platos. Pero voy a comprar a los payeses los productos que cultivan en sus campos porque nada puede competir con eso. La combinación de butifarra negra y tocino es muy empleada en mi tierra, también como debes saber le queda bien a las habas guisadas, a la col con patatas refritas, a nuestros garbanzos… También muy finos.

  2. Danza de Fogones

    29. jun, 2013

    Delicioso! Pero me tendré que conformar con hacerlo en la sartén :)

  3. Dilam

    01. jul, 2013

    Deliciosa receta

  4. [...] la visita tan reciente al Restaurante Les Cols, otro dos estrellas michelin, las comparaciones son inevitables. Curiosamente, tienen muchas otras [...]