¡Hola! Además de las clases en la uni, la consultoría y este blog, colaboro habitualmente con la Cátedra de Emprendeduría de la Universidad de Tarragona. Participo en charlas, cursos y demás sesiones relacionadas con la creación de empresas.

El caso es que estoy empezando a cogerle manía a la palabra “emprendedor”. Y creo que no soy el único. El abuso que se está haciendo del término, especialmente por parte de políticos de los dos partidos mayoritarios, es insultante. La mayoría de gente ni puede ni quiere ser “emprendedor”.

Llevo muchos años en esto y cada vez son más los que asisten a estos cursos porque son “emprendedores a su pesar”. Emprenden porque no tienen más remedio.

No me canso de animar a aquellos con inquietudes, con ganas, con una buena idea, una pasión o una afición que puede ir a más. A aquellos que tienen ante sí una oportunidad.

Pero la palabra “emprendedor” se está utilizando para empujar a aquellos que no tienen alternativa. Se les está diciendo que, si no trabajan, es porque no quieren. Porque no son “emprendedores” y, por tanto, se merecen lo que les está pasando. Es un discurso tremendo.

Y me meto ya en la cocina. Parece que todos somos capaces de abrir un bar, un restaurante o una cafetería. Pero las cosas no son tan fáciles. Es necesario estar formado, tener experiencia y, además, algo de suerte.

Si estáis animados a emprender, adelante, pero que no os empujen.

Bueno, me pongo más positivo. Si han acabado estos días de descanso y se nota. Lo bueno es que todavía queda algo de frío para una buena fabada. Espero que os guste. Abrazos.

Fabada asturiana

445FABADAASTURIANA_BLIngredientes

  • 250 g de fabes
  • 1 chorizo de Asturias
  • 1 morcilla de Asturias
  • 1 trozo de tocino entreverado
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Agua y sal

Instrucciones

  1. La noche anterior ponemos las fabes en remojo. Hacemos lo mismo con el tocino, ya que es salado. Mejor dejarlo en la nevera.
  2. Al día siguiente, volcamos las fabes en una olla grande. Hay quien descarta el agua del remojo y quien no. Añadimos la zanahoria, la cebolla y el compango, es decir, el chorizo, la morcilla y el tocino. Lo cubrimos bien de agua y ponemos el fuego a tope.
  3. Cuando rompe el hervor, lo dejamos a fuego lento y vamos retirando la espuma y la grasa que salga a la superficie.
  4. Durante la primera media hora, lo asustamos, añadiendo agua para cortar el hervor.
  5. Dependiendo de las fabes, tardará más o menos. Entre una hora y media y tres horas. Cuando estén tiernas, retiramos las verduras y las ponemos en el vaso de la batidora junto a un cazo de caldo y una docena de fabes rotas. Lo trituramos y lo reincorporamos a la fabada.
  6. Probamos de sal, removemos y lo dejamos 10 minutos más. Apagamos y dejamos reposar unos 20 minutos más antes de servirlo.

 

Tiempo de preparación: 15 minuto(s)
Tiempo de cocción: 2 hora(s)
Número de comensales: 4

Entradas relacionadas:
Cocido maragato
Cocido suave
Cocido exprés
Escudella i carn d’olla


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel