¡Hola! Por temas de trabajo, ando dándole vueltas a lo que caracteriza nuestro estilo de vida. Está claro que, en los países de la costa mediterránea, tenemos una manera distinta de entender la vida. Nuestro día a día está marcado por muchas circunstancias, pero es evidente que la dieta juega un papel importante.

La globalización estandariza. Cada vez nos parecemos más. Este hecho amenaza culturas, costumbres, dietas… Nada se salva. Ojo, hay muchas consecuencias positivas, pero hay que tomar consciencia de quién marca la tendencia y si vamos en la dirección adecuada.

Por ejemplo, el fast food no es malo en sí. De hecho, aquí hemos practicado la comida rápida desde hace ya mucho tiempo. Las tapas son el ejemplo más claro. Pero el fast food ha traído las cadenas, que se han vuelto demasiado poderosas. Hemos sido testigos de los abusos de los poderosos una y otra vez y el control de lo que comemos supone un reisgo demasiado elevado para dejarlo en manos inadecuadas.

Además, lo que se come en las granes cadenas de comida rápida no es precisamente dieta mediterránea. Incluso en las nuestras, la calidad de lo que se sirve, en general, está bastante alejado de algo que pudiésemos llamar “comida sana”.

De ahí que sea necesario defender lo nuestro. Las comidas pausadas, con productos de temporada, de orígenes próximos y conocidos, cocinados con aceite de oliva y, si puede ser, en compañía y al sol. Este sería un objetivo de máximos. Un día de diário difícilmente podemos cumplir con todas estas condiciones, pero si las tenemos en mente y las defendemos donde proceda, no perderemos algo tan bueno, sano, divertido y tan nuestro como la “dieta mediterránea”.

En fin, que me lío. Vamos con la receta. Sencilla, como siempre. A destacar, la utilización del las alcaparras en sal como “potenciador del sabor” y los tomates crudos, al final, en un plato caliente. Creo que dan mucho juego. Ya diréis.

Espero que os guste. Abrazos.

Fusilli con tomate crudo y alcaparras en sal

Ingredientes

  • 300 g de fusilli
  • 50 g de alcaparras en sal
  • 50 g de aceituna negra
  • 4 tomates maduros
  • 2 cebollas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Instrucciones

  1. Se pica la cebolla y se pone a sofreír en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Se salpimienta y se deja pochar.
  2. Sacudimos las alcaparras para quitarles algo de sal, las picamos y las añadimos al sofrito. También añadimos las aceitunas negras deshuesadas y lo dejamos sofreír.
  3. Por otro lado, en una olla con abundante agua hirviendo con un pellizco de sal, cocemos la pasta.
  4. Para pelar los tomates, hacemos un corte en forma de cruz en la base y los ponemos en agua hirviendo unos 15 segundos. Pasado ese tiempo, los retiramos y los sumergimos en agua fría. Los vamos sacando y los pelamos. Por último, les quitamos el pedúnculo y los troceamos.
  5. Añadimos los tomates troceados al sofrito, los salteamos y añadimos la pasta, que hemos escurrido cuando estaba en su punto.
  6. Para acabar, podemos rallar parmesano por encima y un chorrito de aceite de oliva picante, que preparamos en su día.

 

Tiempo de preparación: 20 minuto(s)
Tiempo de cocción: 20 minuto(s)
Número de comensales: 4

Entradas relacionadas:
Tallarines con nata
Tallarines a la puttanesca
Tallarines con pesto rojo
Espagueti a la carbonara


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This