¡Hola! Aquí, con la «resaca» de #Gastrotechdays. Todavía quiero que pasen unos días antes de dar mis impresiones. Lo bueno es que tengo mucho que contar del viaje a Noruega.

Por cuestiones de trabajo, me incorporé un día tarde al presstrip, pero valió la pena. Como es habitual en estos viajes, los organizadores se preocupan de apretar bien la agenda para aprovechar la visita. Nos alojábamos en Stavanger (en breve publicaré el vídeo del hotel), una ciudad pequeña al suroeste de Noruega. Bueno, pequeña no, si tenemos en cuenta que es la tercera del país. Noruega es enorme, pero vive muy poca gente. Eso es lo primero que me llamó la atención.

La primera actividad en la que participé fue la cena en el Restaurante Tango, en Stavanger, cuyo chef y socio es Kjartan Skjelde. El menú, como no podía ser de otra manera, fue a base de pescado y maridado con excelentes vinos blancos. Incluído uno Penedés del Celler Pardas, un xarel·lo 2008, sino recuerdo mal.

Me habían dicho que en Noruega gusta mucho el allioli y que, además, lo llaman así, aunque más que «ajo y huevo», es ajo y crema de leche. Este plato llevaba.

Al día siguiente madrugamos porque teníamos un largo viaje hasta las granjas de salmón. Un par de horas de autobús, pasando por espectaculares túneles bajo el mar y disfrutando de paisajes impresionantes, y media hora más en ferry.

Como habéis podido ver en el vídeo, aprendimos mucho. Entre las cosas curiosas, destacaría algunas. Los salmones de piscifactoría se alimentan de vegetales (55%), pescado (29%) y aceite de pescado (16%). Son necesarios 1,1 kg de alimento para producir 1 kg de salmón. De cada 1,5 kg de pescado, se aprovecha 1 kg. Los pescado salvajes comen 10 kg de alimentos para engordar 1 kg, es decir, que las piscifactoría son mucho más eficientes.

Por otro lado, por cada 100 kilos de pienso, se producen 65 kg de filetes de salmón. En cambio, en el caso del cerdo, por cada 100 kg de pienso, sólo se producen 13 kg y para el pollo sólo 20 kilos. Curioso, ¿verdad?

Con apenas un rato para descansar, el miércoles por la noche cenamos en el Restaurante Renaa, de la mano de Erik Renaa, un cocinero de mucho prestigio. El menú, otra vez a base de pescado, fue excelente.

Es una suerte que, gracias a este blog y gracias a vosotros, pueda disfrutar de estas experiencias y, además, muy bien acompañado.

La receta:
Bien, como comento en el vídeo, creo que fue un error hacerlo en la sartén. Me da a mi que hubiera quedado mucho mejor al vapor o en el horno. Seguro que en papillote queda genial.

Al parecer, es bastante difícil conseguir salmón noruego en España. Fui al mercado y pregunté, me dijeron que el que tenían era de Noruega, pedí la etiqueta y me dijeron que no la tenían. Sospecho que no lo era, pero he quedado el martes con el tendero porque me guardará la etiqueta, veremos…

Espero que os guste. Abrazos.

Ingredientes:
1 filete de salmón fresco,
1 limón, 2 dientes de ajo,
orégano, pimentón y sal.
Para el puré:
Patatas, mantequilla,
nata líquida o crema de leche,
pimienta y sal.

Entradas relacionadas:
Salmón con espinacas a la catalana
Salmón en croute
Ensalada de salmón y bacalao


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...
Contacto lateral
close slider

    Contacta con El Cocinero Fiel

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Share This