¡Hola! Estuve preguntando en facebook y twitter por la cantidad de azúcar que debe llevar la mermelada. Las respuestas fueron muy variadas, 3/1, 3/2, 3/1,5, 1/1… Lo que es evidente es que el azúcar es el conservante y, si se pone poco, la mermelada no aguantará un año. Creo que lo mínimo es media parte de azúcar por una de fresas y así es como la he hecho.

Y hablando de fresas… A los 16 años me expulsaron del PSC. Según dijo el responsable de juventudes de Tarragona, en el partido no cabían planteamientos marxistas. Con ayuda de un amigo, habíamos hecho fotocopias del manifiesto comunista, para distribuirlo entre los miembros del partido.

Como éramos muy activos políticamente, pasamos a militar en el Sindicato de Estudiantes y, de ahí, a su rama política, el JPS, un partido que, en su día, era trotskista. Es decir, de la IV Internacional. Apenas llevábamos un año militando, cuando se produjo una escisión, entre una mayoría continuista y una minoría, de la que yo era partidario, que apostaba por el entrismo. Cansados de que la revolución no llegase (llevábamos un año), queríamos entrar en partidos consolidados para transformarlos desde dentro.

Recuerdo que fui a la sede de Izquierda Unida – IC. Estuve como una hora hablando con el responsable de juventudes. Lo único que me contó es lo bien que lo pasaban los fines de semana y lo impresionante que había sido el Azken guda dantza. Me pareció algo infantil y no volví. Pensad que llevaba más de un año formándome como «cuadro marxita».  Pasábamos la tarde del viernes leyendo documentos y trazando estrategias «revolucionarias».

Poco después, los miembros de la «minoría» fuimos expulsados del partido. Ahí acabó mi «carrera política». Fue un gran desengaño, pero con 18 años uno olvida rápido. Me dediqué a lo que tocaba, salir, tocar en un grupo, enamorarse… esas cosas que se hacen con 18 años.

Como os podéis imaginar, ahora mis ideas han cambiado mucho, aunque no tanto como las de Piqué, qué pasó del PSUC al PP. Pero algo queda. ¿Izquierdas o derechas? Ese es un tema que me interesa poco. Lo que sí creo y considero muy importante es la igualdad de oportunidades. Tiene que haber movilidad social. ¿Os habéis fijado que el término «nuevo rico» es despectivo? O eres rico de todo la vida o no «debes» serlo.

Bien, todo esto lo cuento porque he hecho una mermelada de fresa alegremente. Pero también he estado leyendo como es la recogida de la fresa. Al parecer, es uno de los trabajos más duros y peor pagados que existen. Para que os hagáis una idea de su dureza, el United Farm Workers (UFW), el mayor sindicato agrario de EEUU, el verano pasado puso en marcha una campaña a la que llamaron «Take Our Jobs». La idea era facilitar el acceso al trabajo en el campo a norteamericanos. Son 300 millones, nada más y nada menos, sólo respondieron 8.600 y sólo 7 acabaron trabajando. Para que luego digan que los emigrantes vienen a quitarte el trabajo.

¿Tiene solución? Difícil. Es un trabajo duro pero que no exige cualificación y aporta poco valor al producto final, así que difícilmente se puede pagar mejor. La solución, como tantas veces, pasa por el desarrollo tecnológico. En lo que deberíamos estar trabajando es en el desarrollo de herramientas capaces de hacer la recogida sin necesidad de que una persona pase 10 horas agachado pasando frío o calor.

Buf, creo que hoy me he pasado de rollo. En fin, espero que os guste. Abrazos.

Ingredientes:
1 kg de fresas
1/2 k de azúcar
Zumo de un limón

Entradas relacionadas:
Mermelada de ciruelas
Mermelada de pimientos
Hamburguesa con mermelada de cebolla
Membrillo


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto lateral
close slider

Contacta con El Cocinero Fiel

Share This