¡Hola! Después de un millón de problemas técnicos, aquí estoy de vuelta. Esta receta no es que sea algo del otro mundo, pero a mi me trae muchos recuerdos y todos buenos. El anís le da un toque muy original, probadlo aunque sea con un bizcocho tradicional, ya varéis la diferencia.

Esté sábado estaré en el ENCUENTRO DEL CÓDIGO COCINA EN EL FÓRUM GASTRONÓMICO DE GIRONA, ya os contaré. Más info aquí.

Agradecimiento:

Como habréis podido comprobar, el blog ha cambiado algo su aspecto. Es gracias a Alejo, un diseñador gráfico que me ha enviado, como ya hizo en su día, un nuevo banner para el blog.


La curiosidad de la semana: Las primeras masas para bizcocho preparadas aparecieron en los años 50 en Estados Unidos. Sorprendentemente, fracasaron porque hacer el pastel era demasiado fácil y le quitaba mérito a la cocinera. Entonces los fabricantes decidieron quitarle un ingrediente, el huevo. De esta manera, las amas de casa se sentían más útiles, sentían que su contribución era necesaria para el resultado final y empezaron a comprar el producto. A esto se le llama el Efecto Ikea, supongo que os imagináis por qué (visto aquí).

Otra curiosidad: Luis Ramón me envío una vídeo receta de The Minimalist, un chef de The New York Times. Allí mismo encontré este breve y divertido vídeo con Ferran Adrià y José Andrés.


El vídeo dura 3:50 y os lo podéis descargar aquí.
Espero que os guste.
Abrazos.


¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...
Contacto lateral
close slider

    Contacta con El Cocinero Fiel

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Share This